Translate

domingo, 26 de marzo de 2017

“ACTUALIDAD DE LA REFORMA PROTESTANTE Y SU MENSAJE 500 AÑOS DESPUÉS”. RESUMEN DE LA CONFERENCIA IMPARTIDA POR D. LUIS FAJARDO VAQUERO. SEDE DEL INSTITUTO BÍBLICO Y ORIENTAL DE CISTIERNA 25/3/2017




El profesor del Bíblico d. Alfonso Vives Cuesta presentò al ponente d. Luis Fajardo en una breve introducción. Destacaba en él su amor al estudio de la Biblia y sus esfuerzos por tender puentes para conseguir la unión entre católicos y protestantes; separados por siglos de incomprensión, anatemas y violencia indiscriminada entre unos y otros. Despejado ya del horizonte el ominoso olor de las hogueras, conmemoran los protestantes de España y Europa los 500 años del inicio  de la Reforma en 1517, cuando el monje agustino Martín Lutero clavó sus tesis en las puertas de la iglesia de Wittenberg. Nadie puede negar a Martín Lutero la sana intención de purificar la forma de entender la religión en los países centroeuropeos de su tiempo. 
Lutero trabajará incansablemente para restablecer lo más genuino del cristianismo y regresar a las raíces primitivas del mismo. La Reforma y sus presupuestos: Solo Dios; Solo Cristo; Sola fe; Sola Gracia; Sola Escritura; rechazo a la obediencia a la sede de San Pedro en Roma; rechazo al Magisterio de la Iglesia y sus Concilios; rechazo a la mediación de los sacerdotes; cambiarán para siempre la faz de Europa en los aspectos: Político, cultural e incluso económico
Lejos de aquellas negativas imágenes de Lutero difundidas por el Nacional Catolicismo, cuando de niños aprendíamos y veíamos en la enciclopedia Álvarez a un Lutero moribundo y arrepentido solicitar en la suprema y terrible hora un sacerdote católico, d. Luis Fajardo supo trasmitir la gran talla intelectual de Martín Lutero como teólogo, político y estudioso de la Biblia. La traducción de la Biblia a la lengua vernácula impulsada por Lutero y difundida a gran escala por el invento de la imprenta es un monumento a la cultura y lengua de Alemania. 
No se olvidó el ponente de la esposa de Lutero, Catalina de Bora, destacando en ella las cualidades de consejera, mujer entregada sin egoísmo a un gran hombre al que aportó toda su vida, descendencia y gran sentido común. Tanto don Luis como su esposa doña Margarita residen en Valladolid, ciudad  junto con Sevilla sin las cuales no se puede entender la Reforma en España. Ambos son buscadores infatiglables y amigos de la verdad, personas muy cercanas al corazón del Instituto Bíblico y a la Montaña Oriental Leonesa, donde siempre son recibidos con fraternal afecto y brazos abiertos pues, nos llenan de esperanza por la generosidad y esfuerzos que realizan en cuanto a la unión de los cristianos y además, con su ejemplo nos recuerdan a la mayoría de los católicos lo olvidada que tenemos la Biblia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario